+ 34 658 424 374 info@maitealbanil.com

?Qué debo poner en el escaparate de mi tienda? ?Cómo debo colocarlo? ?Cuánto producto pongo para que sea atractivo? Hoy BenVist Barcelona nos resuelve estas y otras dudas sobre la importancia de la organización dentro de la tienda y la distribución del producto dentro del espacio comercial a través del visual merchandising y de los escaparates.

Algo hace que vayas caminando por la calle y te pares delante de un escaparate y no delante de otro.Pero, ?sabes qué es exactamente? La respuesta está en una buena estrategia visual. El escaparate es la primera impresión de una marca cuando paseas por la ciudad y, por eso, debe cautivar la atención, para crear un deseo, el deseo de entrar.

Primero tendrás que pensar en una estrategia comercial, qué quieres vender y cuándo lo quieres vender. Esto te llevará a planificar los pedidos y a pensar cómo organizarte cuando lleguen a tu almacén y a tu espacio de venta. Un buen punto de partida es pensar cómo quieres mostrar el producto y cómo debe ser la colocación y distribución de este en tu escaparate.

? y tu? Quieres conseguir que tu escaparate no sea una simple colocación de productos? ?Te gustaría ir un poco más allá e intentar provocar una sensación en tu futuro cliente? Comenzamos.

Estructura del escaparate

Antes de ponerte manos a la obra, tienes que saber qué quieres decir o qué emoción quieres transmitir. Los colores, las formas y los materiales ya transmiten mucha información. Planifica las campañas comerciales y piensa qué materiales encajan mejor con la sensación que quieres transmitir.

Piensa que forma de composición quieres crear.

El sentido de la  marcha  también afectará la forma como se ve el escaparate. Esto quiere decir que, en función de en qué dirección caminemos cuando pasemos por esa calle veremos el escaparate de un lado o de otro. Sabiendo ésto, si la mayoría se acerca por el lado izquierdo, necesitaremos organizar los productos ligeramente hacia la izquierda. Además, no se aconseja situar los productos o accesorios principales en las paredes laterales dejando un gran vacío en el centro. Tampoco tiene sentido poner elementos en la parte de arriba porque la vista se desplazará hacia el techo.

De todas maneras, la parte central siempre será aquella que más percibirán los paseantes, tanto en un sentido como el otro, y la que más venderá. El centro, entonces, debe ser una zona prioritaria a la hora de ubicar el producto.

De un Vistazo

Está demostrado que los ojos de un viandante normalmente apuntan su atención a en una línea ligeramente descendiente. Todo aquel producto que sitúes a la altura de la vista , es decir, aproximadamente a 1,40 m. desde el suelo, será aquel que más se vea y más notoriedad tendrá dentro del escaparate.

Las personas percibimos la información visual en ángulo de 60 grados y todo lo que quede fuera de este espacio es información perdida. Por eso, la composición más común en escaparatismo es colocar los productos en forma de pirámide.

La Medida Sí que Importa

Las dimensiones de tu escaparate también son un punto clave a tener en cuenta. Si es cuadrado, con una longitud normal (sin casi altura ni muy estrecho) tendrás la oportunidad de hacer muchas cosas.Esto sería ideal pero muchas veces nos encontramos con escaparates que tienen más dificultades. Por ejemplo uno como el de la imagen, que es bastante alto. En este caso tendrás que ser más ingenioso pero es posible hacer cosas que luzcan mucho. Una buena idea sería utilizar la parte alta del escaparate (que normalmente no es la que más atención capta para el espectador) para atrezzo y elementos complementarios añadiendo peso y dinamismo.

Menos es Más

Si te ayudas de todas estas técnicas y conceptos, tendrás resuelta toda clase de de dolores de cabeza que pasas cada vez cambias el escaparate pensando: «?y cómo lo pongo esta vez?».

Ahora bien, para que todo esto funcione tienes que respetar los espacios vacíos. Algunas tiendas creen erróneamente que cuanto más lleno esté el escaparate, más posibilidades de venta tienen y aprovechan cada centímetro para mostrar el máximo posible de productos. La realidad es que se produce el efecto contrario: el ambiente cargado crea un ambiente cargado que produce rechazo. Un escaparate necesita zonas vacías para que los artículos resalten y tengan el protagonismo que que se merecen. Insistimos: es mucho más eficaz exponer menos cantidad y cambiar más a menudo el escaparate.

Desde BenVist Bcn queremos aportar valor a tu negocio y hacer de tu escaparate un espacio singular que destaque de entre el resto. A través del arte y de la decoración, creamos escaparates únicos que hacen soñar a tu cliente y despiertan en los viandantes unas ganas irresistibles de vender más. Tu escaparate es el resultado de una buena planificación y una buena estrategia. Estos dos factores son claves para el éxito comercial.

Tu escaparate es la primera conexión con tu cliente y no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión. !Déjanos hoy tu espacio y permítenos crear magia!

Maria Romanillos. BenVist Barcelona.